Las infecciones genitales pueden causar infecciones del tracto urinario


La infección urinaria, es un problema urinario grave que afecta a miles de personas cada día. De hecho, es la segunda infección bacteriana más común que puede afectar el cuerpo del ser humano.

Las mujeres tienen más probabilidades de adquirir una infección urinaria simplemente a causa de la anatomía del órgano femenino, que es un sistema abierto. La infección urinaria, es causada por la bacteria E. Coli.

Existen muchas razones por las que se pueden contraer infecciones del tracto urinario


La causa más común es tener una mala higiene, especialmente durante la micción y la defecación. La deshidratación y las relaciones sexuales, también son grandes factores que provocan la aparición de la enfermedad. Las personas con infecciones genitales como la clamidia y el herpes genital también son propensos a desarrollar infección del tracto urinario.

Hay algunas personas que son más propensas a contraer una infección del tracto urinario en comparación a las demás. 

Cuando existe alguna anormalidad en el sistema urinario que puede obstruir el flujo de la orina, se puede llegar fácilmente a adquirir la cistitis.

Otra causa común de esta infección, son los tubos o catéteres uretrales. Esto le ocurre con mayor frecuencia a las personas mayores, especialmente cuando estan hospitalizados y no pueden salir de la cama para orinar, por lo que son sometidos a usar catéteres.

Las personas que tienen infecciones genitales están su mayoría, en situación de riesgo ya que las bacterias pueden propagarse fácilmente a través de su sistema, incluyendo el tracto urinario.


En general, los gérmenes o bacterias entran en el sistema urinario a través de la uretra. La uretra es el tubo que lleva la orina desde la vejiga y lo transporta fuera del cuerpo. Las bacterias que causan la infección del tracto urinario, viven en el intestino grueso y por lo general se encuentran en las heces.

Cuando estos gérmenes llegan a la uretra, se desplazan hasta la vejiga, causando así la infección bacteriana. 

Las mujeres son fácilmente infectadas porque tienen vejigas más cortas que los hombres, lo que es más fácil para la bacteria viajar hasta la vejiga de la mujer. Tener relaciones sexuales también puede desencadenar la aparición de la infección, ya que es un movimiento dentro de la zona genital.

En realidad, las infecciones del tracto urinario son fáciles de tratar, sin embargo si una persona tiene algunas infecciones genitales puede tomar algún tiempo tratar la enfermedad.



Para evitar contraer cistitis cuando hay una infección genital existente, es importante seguir simples medidas de higiene. Una técnica común es limpiar de adelante hacia atrás después de orinar, para evitar la propagación de las bacterias a la uretra. Sin embargo, a veces no es suficiente, ya que las bacterias pueden propagarse fácilmente.

Debido a esto, se recomienda buscar ayuda médica para recibir la medicación prescrita. Esto es bueno para las personas con casos graves.

las infecciones genitales pueden causar infecciones del tracto urinarioSin embargo, para algunos casos leves, un simple remedio casero puede tratar y prevenir la infección del tracto urinario.


Esto incluye beber mucha agua y líquidos, evitar el azúcar y vaciar la vejiga antes y después de tener relaciones sexuales. 


Beber jugo de arándano también es bueno, ya que tiene la vitamina C que combate las bacterias.
En cuanto a la higiene, al tomar un baño, es mejor tener una ducha en lugar de un baño de burbujas.

El permanecer durante mucho tiempo en una tina de baño sólo puede agravar la aparición de la infección del tracto urinario, más especialmente si usted tiene una infección genital.




No hay comentarios:

Publicar un comentario